Saltear al contenido principal
+34 943 30 84 31 - monite@nesplora.com

Niños que padecen acoso escolar podrían desarrollar trastorno de ansiedad

Do You Hear Me?

Creative Commons License D. Sharon Pruitt via Compfight

Son cada vez más frecuentes las noticias que nos alertan de uno de los muchos riesgos que implica el sufrimiento de bullying en nuestra infancia o juventud. Un reciente estudio de la “Duke University Medical Center” en Durham (Estados Unidos), indica que los niños que han sufrido bullying, eran más propensos a ser diagnosticados con trastorno de pánico o depresión y con riesgo de cuadros de suicidio ya de mayores. Os animamos a leer este interesante artículo que ha preparado Telesur sobre esta investigación:

El 24 por ciento de las personas que padecieron acoso escolar sufrieron un trastorno de ansiedad en comparación con el 6 por ciento de las que no vivieron esta situación.

Así lo revela el estudio de la “Duke University Medical Center” en Durham (Estados Unidos), según el cual los niños que dieron cuenta de la intimidación y el acoso que sufrieron, eran más propensos a ser diagnosticados con trastorno de pánico o depresión así como de considerar el suicidio de mayores.

“Se sabe lo problemático que es el ‘bullying’ (acoso) a corto plazo”, ha señalado el director del estudio, William Copeland. “Me sorprendió que una década después de que padecieran esta situación, todavía veamos las marcas emocionales en las víctimas y sus agresores”, ha resumido.

Para la investigación, se encuestó a mil 420 jóvenes de Carolina del Norte, a los que se les preguntó sobre sus experiencias en relación al acoso escolar entre los 9 y 16 años. Tras ello, se les evaluó cuando tenían 26 años.

De este modo, más de una cuarta parte de los niños y sus padres reconocieron que fueron intimidados al menos una vez, y cerca de uno de cada diez aseguró que habían intimidado a otros niños.

Los investigadores encontraron que, en comparación con los adultos jóvenes sin antecedentes de acoso escolar, las antiguas víctimas se encontraban en mayor riesgo para una variedad de trastornos psiquiátricos.

Por su parte, los jóvenes que intimidaban a otros tenían un riesgo cuatro veces mayor de padecer un trastorno de personalidad antisocial, que se caracteriza por la falta de empatía y el maltrato a los demás.

El estudio “llama la atención sobre la gravedad de la intimidación”, dicen los autores, quienes apuestan por una mayor cooperación entre escuelas, padres y médicos para prevenir el acoso escolar.

“En parte, ellos necesitan un adulto que les ayude en el proceso, que ponga fin a la intimidación y cree un refugio seguro para ellos”, señaló el autor del estudio.

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. hola, mi nombre es swanny tengo 14 años y de pequeña sufrí acoso escolar, divido a esto tengo ansiedad cada vez que salgo a la calle o me encuentro en un lugar con muchas personas espero que lean esto y gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
×Close search
Buscar